Feeds:
Entradas
Comentarios

Mere_et_filles_1

Arrivée à Concepción

Voici quelques photos des premiers jours à Concepción…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Voici quelques photos des dernières semaines à Iquique, ici une petite ballade en vélo

2016-06-26 17.14.302016-06-26 17.14.452016-06-26 17.13.58

Marionetas solidarias

Montaje

La idea surgió un jueves a través del trabajo de Elisabeth y por petición de la comuna de Huara; hacer algo para que los niños, muy afectados psicológicamente por el sismo, tuvieran una actividad entretenida. Desde los temblores nadie se había ocupado de ellos para sacarles de la realidad que estaban viviendo. El viernes se movieron los hilos y se decidió hacer un taller de marionetas junto con otras actividades para el domingo por la tarde. Y pensamos en 2 tipos de marionetas; unas para pintar, recortar y pegar en un palo de helado para los más pequeños y otras algo más elaboradas para los más grandes, exáctamente este modelo.P1040319_800Elisabeth tenía retales de tela para las mangas y calculamos que podrían salir unas 50 marionetas tipo puppet. Yo me fui al agro a por 50 pelotas de ping-pong que conseguí después de saquear 5-6 puestos y dejar medio Iquique sin pelotas de ping-pong; barras de silicona, palitos de helado, botes de pintura y goma espuma de la feria Persa. Elisabeth y Luna se pusieron a planchar y a coser las mangas; Amelia y yo a hacer los prototipos para ver como quedaban y decidir qué modelo y tamaño.

P1040320_800El sábado por la tarde a Elisabeth le confirmaron que iban a asistir altruístamente 2 payasos de un familiar de su trabajo. Y el sábado por la noche tuvimos competición de boulder solidaria donde el pago por participación era un aporte de alimento, mantas, pañales,… De ahí nos volvimos a casa bien tarde y yo me puse a cortar las 53 pelotas de ping-pong, reorganizar todo el material que haría falta y preparar los dibus para colorear; acabé sobre las 4 am…

Por la mañana del domingo, a piñón fijo preparando los patrones para que los niños sólo tuvieran que cortarlos y así ganar tiempo; Elisabeth terminando las mangas con la máquina que empezaba a atascarse. Me quedé corto de goma espuma y faltaba más decoración de lana para hacer los pelos, así que rápido al agro con el stress de encontrar la goma espuma en el último minuto. Elisabeth se fue a hacer las fotocopias para colorear y a por un bote de pintura y guantes que nos dejamos en el local de escalada. Todo a 1 hora de partir a Huara.

Recogimos a los payasos, a una compañera de trabajo de Elisabeth y enfilamos para Huara entre risas y bromas. Que se acabaron al llegar… ya en la entrada del pueblo se hacía presente la situación con un helicóptero y un campamento de campaña militar con el anuncio de raciones de sopa a tal hora. La cantidad de casas derruidas con los muebles aún visibles parecía interminable, desvelando muros de adobe y caña de la época salitrera, los años 20.

La Municipalidad ya tenía la música, las sillas y unos toldos listos cuando llegamos. Los chiquillos iban llegando poco a poco, unos 130 nos dijeron que había en el pueblo. Al minuto organizamos el programa: una recepción de globos con los payasos, el show de los payasos, el taller de títeres con un concurso de dibujo a la par que unos juegos y bailes, y se cerraba con una película que proyectaría la municipalidad allí mismo, ya por la noche al aire libre. Lo que no nos esperamos fue un grupo que se apuntó al evento llamado el “ejército de Salomón” con toda una historia de rangos militares en su organigrama que no pararon de decir que Jesús nos ama por que nos dejó vivir después de la catástrofe…

Llegamos sobre las 4 y a las 4.30 estábamos Elisabeth y yo de lleno con los chiquillos haciendo marionetas. Yo hice grupos de 5 en 5 para no saturarme y finalmente se hicieron 27 marionestas. No dio para más por tiempo (3 horas y media) y porque sólo teníamos una pistola de silicona.

Los chiquillos se portaron genial y se fueron la mar de felices con una marioneta que ellos mismos cortaron, pegaron, colorearon y decoraron; ese era parte del objetivo; evitar el “toma y vete a jugar”. Elisabeth tampoco levantó la cabeza de la mesa con los 100 palitos de helado que se agotaron en pequeñas marionestas de animales y en un set de profesiones. Sólo tuvimos un respiro cuando medio pueblo se fue a tomar la sopa.

Los compañeros de Elisabeth disfrazados de los personajes de Madagascar, aguantando la solajera y los payasos que estuvieron geniales entretuvieron a los chiquillos con bailes y juegos; y nos ayudaron también con las marionetas.

Nos volvimos a casa ya de noche con la película empezando agotados. Finalmente sobraron unos 25 patrones para otras tantas marionetas, así que ahora estamos buscando otro pueblo para poder entregarlas, esta vez sin payasos ni soldados del ejército de Salomón.

Difficile de retranscrire le vécu… sensation terrible que tout s’écroule sur ta tête… un vent de panique… et quand tout s’arrête l’angoisse de ce qui vient maintenant… Et malgré tout, tout s’est passé pour le mieux pour nous. A cette heure ci, nous étions tous les quatre et la maman de Carlos à la maison. Je venais de coucher les filles (en haut). On dégustait notre diner (en bas). C’est parti d’un coup sec, l’électricité a été coupée immédiatement, et ça s’est mis à bouger, bouger, bouger terriblement. J’ai eu le temps de monter en haut et prendre les filles dans mes bras avant que tout ce qui pouvait tomber dans la maison ne dégringole. Carlos m’a crier de ne pas descendre, que l’escalier était plein de verres cassés. Luna hurlait. Amelia était complètement silencieuse. Le bruit, de toute la maison qui tremblait, de tout qui dégringolait, des cris, les nôtres, dehors… je ne savais pas où me protéger, j’ai réussi à mettre Luna et Amélia sous le lit… et tout s’est arrêter. Ca a duré deux longues minutes. On est sortit immédiatement dans notre cour, et l’alarme s’est mis a hurlé “Risque de Tsunami”. J’avais les jambes qui tremblaient… Viennent ensuite les questions angoissantes: que reste-t-il de la ville? Est-on sans eau? A-t-on des réserves de nourritures? La maison est-elle en ruine?

Finalement, le lendemain matin nous avons remis tout en ordre et les dégâts sont mineurs. L’eau et l’électricité sont entrecoupées, mais nous ne souffrons pas de manque. Malheureusement, si le 2 avril l’esprit était à la reconstruction, la réplique de 7.6 qui a été ressentie aussi forte car épicentre plus proche, a miné les esprits. Le 3 avril était morose.

Les écoles ont été bien touchées, les filles ne reprennent que le 21 avril, si tout va bien. Voici quelques photos :

Déplacement de la gaziniere qui était colée au meuble à gauche. Coup de chance, les bouteilles d’huile sont tombées toute droite!

Imagen

Quand on a réussi à sortir dans la cour…

Imagen

Les dégats:

 

Imagen

Voir déplacement du meuble de jouet. Avant de cet angle, il ne se voyait pas du tout.

 

Imagen

La biblioteque était fixée au mur. Elle en a été arrachée.

Imagen

jdhdeu

Imagen

Le diner jamais terminé…

Imagen

Pas la joie…!

Imagen

Salle de bain…

Imagen

Déplacement des meubles de la salle à manger:

Imagen

Les gens préfèrent dormir sous la tente:

Imagen

Supermarché vide:

Imagen

Ah, the last but not the least: le bras d’Amélia (d’une urgence à l’autre).

Imagen

5 dias, 130 kilometros, 2627 m de subida, 4148 m de bajada en la Precordillera del norte de Chile (Arica-Parinacota).

5 jours, 130 kilomètres, 2627 m de monté, 4148 m de descente dans la Precordillère du nord du Chili (Arica-Parinacota).

Faites clic sur une photo pour voir le diaporama / Hacer clic en una foto para ver el diaporama.

Con algunas instrucciones de movimientos, anímense!!!